ACUSAN A BANCOS EUROPEOS DE INCUMPLIR RESTRICCIONES AMBIENTALES SOBRE EL CARBON EN FINANCIAMIENTO A PUNTA CATALINA

Nota de Prensa,
Viernes, 14 de octubre de 2016,
Santo Domingo, D.N.

El Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC acusó hoy al pool de bancos europeos que desembolsó recientemente US$53.8 millones para la construcción de Punta Catalina, de incumplir las normas medioambientales europeas vigentes sobre el carbón mineral.

Manifestó que junto a las ONGs internacionales Bank Track, Amigos de la Tierra y Urgewald, les había demostrado a estos bancos, especialmente a la Société Genérale que Punta Catalina no cumple con los requerimientos medioambientales que permiten que un proyecto de carbón pueda ser financiado por la banca europea.

Informó que a mediados de año, junto con estas organizaciones internacionales les presentaron pruebas irrefutables a estos bancos de que las plantas de carbón que se construyen en Punta Catalina tendrán una eficiencia energética muy por debajo del 38% que es el mínimo que deben cumplir los proyectos de carbón para poder ser financiados por estos bancos.

Indicó que los bancos europeos pudieron comprobar a través del Estudio de Impacto Ambiental que la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) depositó en el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales que las plantas de carbón de Punta Catalina son de tecnología subcrítica con altas emisiones de dióxido de carbono.

Dijo que las plantas con esta tecnología obsoleta y descontinuada en EUA y en Europa, no son elegibles para el financiamiento europeo.
“Igualmente les comunicamos a estos bancos que las plantas de carbón de Punta Catalina no contaban con los filtros húmedos apropiados para evitar la emisión de la mayor cantidad de micropartículas posible, contrario a lo afirmado por la CDEEE”, observó.

“También el pool de bancos europeos fueron informados por el CNLCC, Bank Track, Amigos de la Tierra y Urgewald de que estas plantas las están construyendo en una zona densamente poblada con más de cien mil personas, en un radio de 28 kilómetros, las cuales serán directamente impactadas por la contaminación de la termoeléctrica tan pronto comience a operar”, describió.

Planteó que los gases ácidos, las micropartículas y las cenizas de estas plantas serán arrastradas por los vientos predominantes del Sureste-Noroeste hacia la ciudad de Baní, con más de 85 mil habitantes y hacia el área de mayor cultivo de la provincia Peravia.

“Otro aspecto que se les informó a los bancos europeos es que el financiamiento acordado por el Banco Nacional de Desenvolvimiento Económico y Social del Brasil (BNDES) para Punta Catalina, se había perdido por estar Odebrecht, la empresa que construye estas plantas, acusada y condenada por corrupción, y a causa de que el préstamo mismo está bajo sospecha de tráfico de influencias”, añadió.

Denunció que estos bancos saben que el financiamiento brasileño impedido de desembolso por corrupción ha sido sustituido por el ahorro de la factura petrolera que el gobierno dominicano ha aplicado en gran parte, de manera ilegal y abusiva, a la construcción de Punta Catalina, en vez de utilizarlo como la ley lo manda para rebajar la alta tarifa eléctrica que paga la población.

Recordó que el código de ética y los convenios internacionales anticorrupción impiden a estos bancos financiar proyectos que estén envueltos en escándalos de corrupción como es el caso de Odebrecht, cuyo antiguo presidente fue condenado por la justicia del Brasil a 19 años y cuatro meses de prisión.

Señaló que cuando los bancos europeos recibieron estas informaciones que desmienten las comunicadas por la CDEEE y por el gobierno dominicano, se excusaron bajo el alegato de que ignoraban la verdadera situación de Punta Catalina.

“Ahora que están enterados de que Punta Catalina es un proyecto de tecnología atrasada, con grandes emisiones de dióxido de carbono y altamente contaminante, si estos bancos continúan financiándola, se harán cómplices de los daños que producirán estas plantas de carbón y por tanto serán pasibles de ser sometidos ante la justicia dominicana y de sus respectivos países”, alegó

Afirmó que es una práctica habitual de las multinacionales y de los bancos del mundo desarrollado, exportar a naciones en vía de desarrollo productos y tecnologías descontinuadas y hasta prohibidos en sus países de origen.

Explicó que tanto el CNLCC como las tres ONGs internacionales advirtieron mediante cartas a estos bancos que de continuar financiando a Punta Catalina en violación a las restricciones medioambientales establecidas por la Unión Europea y por sus países miembros, serían denunciados ante los mecanismos institucionales del Acuerdo de París y ante la opinión pública mundial.

Expresó que las metas del Acuerdo de París están en grave riesgo de que no se alcancen por la resistencia de los carteles petroleros y carboneros y de los grandes bancos internacionales a acoger las restricciones para abrir nuevas plantas y minas de carbón, y de nuevos campos petroleros. “Las plantas de carbón de Punta Catalina en República Dominicana es un ejemplo de esta conducta aviesa en contra de reducir el calentamiento global y el cambio climático”, acotó.

Anunció que en los próximos días Bank Track, Amigos de la Tierra, Urgewald y el CNLCC coordinarán una campaña de denuncia contra el financiamiento de los bancos europeos a Punta Catalina que desconoce las restricciones existentes sobre el carbón mineral.

COMITÉ NACIONAL DE LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO, CNLCC

Pie de fotos: Miembros del Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC, durante rueda de prensa recientemente celebrada.

Pacto Electrico 02

Deja un comentario