4ta. Reunión Principio 10 – Palabras de Inauguración

logo-principio10

Palabras de inauguración del Sr. Euren Cuevas Medina Director Ejecutivo de INSAPROMA, República Dominicana en la 4ta. Reunión del Comité de Negociación del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe.

 

Santo Domingo, República Dominicana ǀ 09 de agosto de 2016

discurso apertura -euren cuevas-principio10-640Muy buenos días señor Andrés Navarro, Ministro de Relaciones exteriores, Dr.  Bautista Rojas Gómez, Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Carlos de Miguel, de CEPAL, a los delegados de los distintos países, al público y a la prensa, sean todos bienvenidos a nuestra tierra.

Esta es una buena oportunidad para resaltar el papel protagónico desempeñado por   la República Dominicana en este proceso, siendo de los primeros 10 países  firmantes  de este compromiso en el año 2012, ocupando la vicepresidencia de la mesa directiva y trabajando para sumar más países a esta fiesta de la democracia latinoamericana y caribeña, que hoy cuenta con 21 países signatarios. Es importante resaltar además  que la República Dominicana ha tenido una posición firme e invariable y así lo ha manifestado desde la primera reunión de negociación, que para que este esfuerzo de 4 años que estamos realizando, de los frutos que toda la región y el mundo espera, debe ser un convenio vinculante.

Queremos destacar además que la sociedad civil dominicana y el gobierno han trabajado de manera conjunta en la difusión de este proceso en la República Dominicana y es un ejemplo de que sociedad civil y gobiernos pueden trabajar juntos y así obtener mejores resultados.

Lamentablemente, no es suficiente que tengamos un convenio vinculante, sino que:

  • Necesitamos un acuerdo regional que trascienda nuestras legislaciones nacionales y establezca estándares regionales.
  • Un acuerdo regional donde su contenido está continuamente referido a la legislación nacional no permite avanzar con el concepto de estándares regionales comunes que sean el piso, y no el techo del acuerdo.
  • El objetivo no debe ser el denominador común más bajo, sino aspirar a lo más alto.
  • Nuestras economías se basan en nuestro ecosistema; con el aumento de las inversiones regionales, necesitamos fuertes salvaguardas para asegurar el uso sostenible de nuestros recursos naturales y que nuestros medios de vida, la salud y la vida misma no se vean afectados negativamente por malas decisiones ambientales.

La República Dominicana, por ejemplo, es un país isleño, frágil, ubicado en una isla de 72 mil Km.2, que comparte con Haití, con más de 20 millones de habitantes y nuestro país tiene concesionado una gran parte del país con el objetivo de explorar y explotar minerales. Esas concesiones de exploración y explotación previo otorgamiento, deben
ser sometidas a la discusión del dueño de esos minerales, que es el pueblo dominicano, para que no ocurra lo que acontecido con la cementera y el Parque Nacional Los Haitises o lo ocurrido con Loma Miranda.

La integración del público en el aprovechamiento de los recursos naturales disminuye los conflictos, incrementa la transparencia y por ende contribuye con el desarrollo sostenible.
.
La práctica en el uso del Principio 10 en la República Dominicana, ha sido limitada,   independientemente de que ocupamos el número 20 de 70 países evaluados por TAI-IRG en el Índice de la Democracia Ambiental, toda vez que lo que está estipulado en las leyes, no se traduce y se ejerce de manera efectiva en el país y es que no basta que la ley garantice el libre acceso a la información, la participación pública y el  acceso a la justicia ambiental, sino que es necesario que el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, designe una partida del presupuesto de dicho
ministerio para garantizar esos derechos de acceso, empoderando la población con más educación y difusión por los distintos medios de comunicación, de manera que los ciudadanos estén conscientes de sus derechos y los usen para su bienestar.

Animamos a más gobiernos a comprometerse para lograr un acuerdo legalmente vinculante. Esto crea certidumbre en el proceso e indica un nivel de compromiso con el  proceso. Esto asegurará que los gobiernos de todos los países firmantes se comprometan a trabajar en la consecución efectiva de los principios consagrados en el  acuerdo para activamente elevar los niveles de gobernabilidad ambiental en la región.

Los derechos de acceso han sido reconocidos en la comunidad internacional y regional como intrínsecos a los derechos humanos y el desarrollo sostenible. Estos mismos principios se entretejen con los objetivos de desarrollo sostenible, a los que todos los países firmantes de este proceso se han comprometido.

De ustedes líderes de la Región más desigual del planeta depende un convenio vinculante que disminuya los conflictos ambientales, es por eso que les digo: este es “Nuestro ambiente, nuestra región, nuestras decisiones, nuestro futuro.”

Muchas gracias

 

Deja un comentario