Artículos

WORLD WATER DAY

DIA MUNDIAL DEL AGUA
Por Euren Cuevas y Maritza Reynoso

Un llamado a la reflexión

El Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente (INSAPROMA), hace un llamado a la reflexión a todos los habitantes del país y principalmente a las autoridades ambientales, hoy día mundial del agua, para que tomemos medidas de ahorro y cuidado del preciado líquido, que según las estadísticas y lo que está sucediendo estamos en vía de desertificación. El propósito de declarar el 22 de marzo como  día internacional del agua, fue para llamar la atención y que se asumiera un compromiso global para prevenir la contaminación y aumentar el tratamiento de las aguas de desechos. Es importante dar a conocer algunas estadísticas que sirven de indicadores a nivel global respecto al agua potable, más de 884 millones de personas en el mundo no tienen acceso a agua potable, 2,600 millones de personas no tienen acceso a saneamiento básico del agua, 1,5 millones de niños menores de 5 años fallecen al año por falta de agua y saneamiento básico. El agua contaminada con materia fecal es la principal causa de mortalidad en países pobres; agua sucia y falta de previsiones sanitarias provocan el 80% de enfermedades en países pobres, producto de todo esto fue declarado en el 2010, por las Naciones Unidas «El derecho al agua potable y el saneamiento como un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos.»

En la República Dominicana según un artículo escrito por el Ing. Eleuterio Martínez el proceso de desertificación de la Isla Hispaniola, ya cubre dos terceras partes de nuestro espacio insular. Producto de la deforestación en República Dominicana y Haití, la perdida de fuentes de agua ha sido alarmante. Para la llegada de los Españoles, en la isla contábamos con 108 cuencas hidrográficas y unos 600 ríos, arroyos y cañadas, equivalente a una importante presencia de corriente de agua por Kilómetro Cuadrado; sin embargo una gran cantidad de ríos y numerosas fuentes de agua han desaparecido; pero mas aterrador es que los pocos ríos que quedan están contaminados con todo tipo de contaminantes y el saneamiento es practicante nulo, por ello es que nuestra sobrevivencia, si continuamos así, está en peligro de extinción; grandes ríos como el Yuna, el Yaque del Norte y del Sur, el Nizao, entre otros, no solo han disminuido su caudal considerablemente, si no que están altamente contaminados por la irresponsabilidad de las autoridades, la falta de conciencia de la población y sobre todo la carencia de una legislación adecuada sobre agua que regule el uso y tratamiento de las mismas.

Es oportuno hacer un llamado a los legisladores para que aprueben la Ley de aguas que tiene más de 16 años en la Cámara de Diputados y no terminan de aprobarla; al Ministerio de Ambiente y a la Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente que hagan cumplir la Ley No. 64-00 y las normas de calidad de agua que existen en la actualidad.

Lic. Euren Cuevas Medina
Lic. Maritza Reynoso

Related Articles

Leave a Reply

Back to top button
Close